Gobierno de Chile

Conoce al primer servicio turístico con el sello Q en Aysén

  • Gran Patagonia es pionero en la región, al certificarse y tener el Sello de Calidad Turística otorgado por Sernatur.

Potenciar la región es el objetivo que tiene el Tour Operador Gran Patagonia, primer servicio turístico en obtener el Sello Q en Aysén. La empresa en su afán de entregar una mayor calidad, decidió certificarse. Entrevistamos a Paula Torrejón, Gerenta de Gran Patagonia, quien nos contó sobre los atractivos de la región y el plus de entregar calidad certificada.

¿Cuáles son las dificultades para el turismo en Aysén?

-Son más para operar, ya que las distancias son muy largas y los caminos difíciles. Sin embargo, eso se contrarresta con la cantidad de paisajes hermosos. Hay partes que la gente aún no las ha descubierto. Son sitios vírgenes. Eso es lo que hace que la región sea atractiva.

¿Cómo está el panorama hoy?

– Hace tres años Coyhaique tenía sólo 90 habitaciones en toda la ciudad. Ahora esto se duplicó. Eso nos permite acceder a un público que antes no teníamos, porque no había dónde meterlos.

¿Cómo ha sido la experiencia en este último tiempo?

-Esta temporada fue súper buena, por el flujo de pasajeros/as y el aumento de los viajeros/as nacionales.

¿A qué atribuyen este cambio?

-Por la promoción de la región, porque la y el turista quiere conocer nuevos destinos y porque la hotelería se ha ido instalando. Por ejemplo, hay un lodge en Caleta Tortel y en Villa O’Higgins. Eso nos permite mandar pasajeros para allá y armar nuevos programas que involucren esos destinos.

¿Cuál es el tour más atractivo?

-Como la región es muy grande la dividimos en norte, sur y centro. Los atractivos principales en el norte son unos bosques espectaculares, el Glaciar Colgante, el Parque Nacional Queulat, Puyuhuapi, el Pangue, La Junta y Raúl Marín Balmaceda, que son hitos de la carretera austral. Hacia el sur está el lago General Carrera y los Campos de Hielo Norte y Sur. Puedes hacer caminatas sobre glaciares, ir a la Catedral de Mármol o a la Laguna San Rafael. En la zona centro está Puerto Ibañez o Cerro Castillo. También hay un circuito de trekking, que se ha hecho conocido por el boca a boca de los extranjeros.

¿Qué rol juega la calidad de los servicios que le pueden ofrecer al turista?

-Es primordial, porque si no tienes una buena calidad, sobre todo en esta región que el y la turista se ve expuesto a distancias muy largas, no va a volver. Las y los pasajeros se tienen que sentir acogidos, bien atendidos.

Además la calidad del cariño que te entregan, sobre todo de las y los proveedores que tenemos de la red rural, es enorme. Te reciben en su casa o compartes con ellos un mate. Esas cosas, te dan un plus al servicio.

Además se han producido mejoras en términos generales, ya que se abrió la conectividad, lo que nos permite tener la región mucho más conectada. Eso también ayuda a entregar una mejor experiencia al turista.

¿Cuál es el valor agregado de estar certificados y de tener el Sello que les otorga Sernatur?

-Yo creo que el y la turista se siente más tranquila. Al tener un certificado, significa que te analizaron cómo funcionas, te dieron pautas a seguir, te pusieron un estándar con el que tienes que cumplir. Eso significa que un pasajero/a puede ir con la seguridad que pasaste un filtro. Además hay cosas que la norma también te enseña, lo que nos ordenó bastante en el proceso de gestión.

¿Cómo se sienten al ser los primeros en la región de Aysén en tener el Sello Q?

-Esa era una de las metas que teníamos, porque sentamos un precedente de que se necesita estar certificado, tener el orden que te da la certificación. Tienes que asegurar esa calidad en el servicio, organizarte, funcionar bien, estar 100% comprometido con la calidad que vas a entregar. Un pasajero o pasajera que sale mal de la región, nunca más vuelve. Como es un destino que está tan virgen, estamos todos luchando para que se duplique la cantidad de pasajeros que llegue a la región. Para eso obviamente tenemos que hacer las cosas bien.

¿Cuál es la invitación a las y los empresarios de Aysén?

-Que entren a este proceso, porque no es difícil y se tiene bastante ayuda. Si es un alojamiento que tiene que invertir en infraestructura es distinto, pero creo que eso no puede ser un impedimento para cumplir con lo que la norma nos pide, porque eso nos da un nivel para que el pasajero se sienta seguro. No hay que temer a la certificación, pensando que es un trámite largo o engorroso. Y los financiamientos se pueden conseguir.

Yo lo veo como algo que vale la pena, y donde hay que estar. Hay que ponerse los pantalones de largo, como dice mi socio, para salir con los pantalones a vender la región.

 

facebook
twitter