Gobierno de Chile

Revista Q: Conoce las distintas opciones de alojamientos según tu viaje

  • Los viajes se pueden hacer en familia, con amigas y/o amigos, en grupos o solos, por eso es importante informarse de las distintas alternativas de alojamiento que existen para escoger la mejor opción de acuerdo al viaje que tengas.

Hoy en Chile existen más de 270 alojamientos turísticos con calidad certificada, cuyas opciones abarcan 15 clases diferentes, las que pueden variar según el viaje que realicemos.

¿Cómo saber qué lugar es más indicado para mi viaje? Aquí te mostramos distintas alternativas y lo que ofrecen algunos alojamientos con el distintivo de la Q, para que cuando decidas viajar, lo puedas hacer con más información.

Lodge

El también llamado centro de turismo de naturaleza, que provee alojamiento en piezas privadas, se puede encontrar en áreas rurales o suburbanas y sirve de base para realizar distintas actividades asociadas a su entorno natural, como excursiones organizadas de pesca, observación de flora y fauna, entre otros.

Atacamadventure Wellness & Ecolodge es uno de los siete lodge con Sello Q de calidad en Chile y el primero en tener este distintivo en San Pedro de Atacama. Marketa Kruckova, directora del alojamiento, cuenta que, “este lodge es un alojamiento tipo hotel, pero en un concepto rural. Nosotros estamos retirados del centro urbano de San Pedo de Atacama, más o menos a un kilómetro ½”.

El entorno donde se ubica el lodge Atacamadventure, permite que en el lugar se puedan entregar las condiciones necesarias para que se ofrezcan además del alojamiento, distintas actividades recreativas para los y las turistas. A esto se suma que una de las características más llamativas de San Pedro de Atacama, son sus increíbles colores y la variedad de paisajes, lo que ayuda mucho al descanso y a la distracción. “Desde el patio del lodge, del lado de las terrazas, se puede ver la Cordillera de Los Andes. Sobre todo se ven los volcanes, incluyendo al Licancabur”, cuenta Marketa, dando cuenta que la estadía allí puede ser muy placentera.

Marketa cuenta que la mayoría de las y los turistas que llegan son brasileños. Y comenta en qué se caracterizan quienes llegan al lodge Atacamadventure, “puede ser cualquier aventurero, de variadas edades. Lo diferenciador, es que les tiene que gustar la aventura y el entorno natural, teniendo en claro que estamos en un pueblo de infraestructura bien simple”.

Y en cuanto a la alimentación, el lodge ofrece como mínimo desayuno, almuerzo y cena.

Hostel

Este tipo de alojamiento cuenta preferentemente con habitaciones comunes y baños compartidos. Posee una cocina equipada, para que quienes se hospeden puedan preparar comida, lo que permite ahorrar costos.

Los espacios comunes son los y las protagonistas en esta clase de alojamiento, donde las personas comparten, generando instancias para conocer a más gente. Uno de los hostels del país que cuenta con Sello Q es el Domínica, una casa antigua recientemente restaurada, que cuenta con un diseño moderno y que está a sólo unos pasos del Cerro San Cristóbal. “El diseño es súper bueno, y los espacios comunes están todos pensados para que la gente que esté allí se quede más tiempo, que lo pase bien. Incluso muchos  se han quedado años enteros”, cuenta el dueño del alojamiento, Francisco Dargenio. Este hostel tiene distintos espacios que buscan generar mayor interacción entre sus huéspedes. Un bar, un salón de juegos, una cocina amplia y un patio en la parte trasera, son parte de la entretención. Además de esto, habrá una cafetería, que estará en el mismo patio del hostel, por lo que se conectará a éste con la calle.

El hostel Domínica ofrece cuatro piezas compartidas para ocho personas, donde cada huésped tiene su propio locker, un velador y enfuche. Además el alojamiento ofrece algunas piezas dobles.

Al usar piezas compartidas, espacios comunes y el poder contar con un lugar para cocinar, se abaratan en gran medida los costos del viaje, por lo que este lugar es preferido por jóvenes, que en varias ocasiones recorren de un lugar a otro.

Bed & Breakfast

“Antes no me había topado con este estilo de alojamiento, y por lo mismo no tenía la experiencia de compartir tanto con los dueños del lugar, al punto de que nos dicen que ya somos parte de la familia. Eso nunca me había pasado”, explica el penquista Claudio Bravo Romero, quien cada vez que visita Pucón va directamente a alojarse al Maison Nomade Bed & Breakfast. Incluso va junto a su familia, con quienes lo usa como centro de base para recorrer lugares cercanos.

El Bed & Breakfast, también llamado alojamiento familiar, es una vivienda donde los dueños de casa son los que atienden a los huéspedes y donde además se sirve desayuno, lo que va incluido en el precio del hospedaje. Alain Granson, uno de los dueños de Maison Nomade Bed & Breakfast en Pucón, piensa que este concepto no es tan común en Chile. “Cuando aquí hablas de un Bed & Breakfast, la gente no sabe muy bien a lo que va. Con los años vemos que tenemos más extranjeros y extranjeras, que chilenos y chilenas. Salvo para fechas como el 18 de septiembre. Esto, porque el concepto es mucho más común para las y los europeos, norteamericanos y australianos”, explica.

Pese a que este concepto no es tan conocido en Chile, desde que Claudio conoció este alojamiento no duda en repetir la experiencia. “En otros lados te pasan la llave, te muestran la pieza y nunca más ves a la persona, excepto para pagar. Acá no, los dueños siempre están pendientes. Siempre están preocupados de la buena atención. Es muy bueno. Yo no me había topado con un estilo de alojamiento así. La propaganda se va haciendo sola, del boca a boca, por la forma en que te atienden”, afirma Claudio.

El Maison Nomade ofrece tranquilidad, en especial para aquellos que no quieran estar en el centro de Pucón en verano. Quizás es por esta razón, que la mayoría de las y los visitantes son matrimonios. “Este es un lugar más bien para relajarse, un lugar a escala humana, porque sólo atendemos a 10 personas, y tenemos cinco habitaciones”, cuenta Alain.

Claudio afirma su buena experiencia con el Maison Nomade Bed & Breakfast, “a ojos cerrados lo recomendaría. No hay razones para no hacerlo, y hay muchas para sí hacerlo”.

Hacienda

Este alojamiento también se conoce como estancia, está constituido por uno o más predios, que conforman más de cinco hectáreas. Se ubica generalmente en entornos naturales o rurales, con explotación agrícola, ganadera, forestal o agroindustrial.

Al optar por una hacienda, el huésped puede disfrutar de la cultura local, que se mantiene o recrea mediante estructuras, espacios y materiales propios de las antiguas casas tradicionales de las distintas zonas.

En las haciendas, además se entrega alimentación y recreación, relacionada con las actividades productivas propias del predio y de la cultura local. Por lo que la y el turista puede vivir y experimentar las costumbres de una estancia. El en caso de la Hacienda Juntas, ubicada en Monte Patria en la región de Coquimbo, las y los visitantes pueden participar de las actividades productivas, ya sea mirando, interactuando o incluso, recogiendo sus propias uvas.

Terma

“Tenemos un establecimiento hotelero termal, que está en la pre cordillera, por lo que el agua viene desde la fuente termal que está a un kilómetro y medio desde el cerro. Esta agua la canalizamos y la traemos para ser recalentada, lo que no hace que se pierdan las propiedades de ésta”, cuenta María Antonieta Bianchini, gerente de Administración y Finanzas de las Termas El Corazón, alojamiento con Sello Q y con capacidad para unas 230 personas.

En una terma se aprovecha una fuente termal con fines terapéuticos y/o recreacionales en el mismo lugar en que se ofrece el alojamiento, para lo cual el establecimiento cuenta con el equipamiento e infraestructura necesarios, como ocurre con la Terma El Corazón, ubicada en San Esteban en la región de Valparaíso.

En el caso de esta terma, que cuenta con 75 habitaciones, el agua termal se distribuye en todo el recinto, para que las y los visitantes puedan disfrutar, tanto en las piscinas como en las propias habitaciones. “No es que sea una terma como en el sur, donde la gente se da baños en pozas. Distribuimos el agua en la piscina termal techada o en la descubierta y en las habitaciones, ya que si uno quiere, se da un baño de tina termal dentro del dormitorio. Al abrir las llaves de las piezas, sale agua termal”, explica María Antonieta.

De acuerdo a la gerente de Administración y Finanzas de estas termas, “el agua que nosotros tenemos es muy buena en magnesio. Tomarla es muy buena para los riñones. También es bueno darse baños para la artritis. Para todo ese tipo de cosas sirve mucho”.

En cuanto al relajo, las Termas El Corazón ofrecen un spa, donde hay opciones de tomar diferentes tratamientos, que pueden ser terapias de barro, de masajes de distintos tipos, como el craneal, de relajación y descontracturantes. El spa tiene una piscina techada y una al aire libre, ambas temperadas. Dentro de la piscina hay camas con aire y cascadas, además hay tinas de hidromasajes, que pueden ser matrimoniales o individuales, junto con un jacuzzi, piscina de contraste con agua fría, sauna y baños de vapor.

Para quienes vayan a las Termas El Corazón pueden optar por comprar un paquete completo, que incluye alojamiento, desayuno, almuerzo y cena, más los masajes; O ir por el día o sólo a alojar, y en el caso de que quisieran un masaje, tendrían que contactar la hora con anticipación.

A las Termas El Corazón llegan generalmente familias y los que van por empresas. “La mayoría son familias con niños. Y también hoy ha aumentado mucho la cantidad de adultos jóvenes, que llegan buscando un poco de relajación, de tranquilidad. Como estamos afortunadamente cerca de Santiago, eso influye también. Les es tentador”, opina la gerente de Administración y Finanzas de las Termas El Corazón.

En cuanto a las habitaciones, estas termas cuentan con tres tipos: Una es estándar, compuesta por dos camas o una matrimonial; Otra, es la llamada Eucaliptus, que es más grande que la anterior y posee la misma implementación. Algunas de ellas tienen terrazas; y las Quillayes, son las más grandes y algunas de ellas son dúplex, por lo que dan la posibilidad de que se pueda quedar un matrimonio hasta con cuatro niños.

Para buscar todos los alojamientos del país con calidad turística, ingresa al Buscador de Sernatur.

facebook
twitter