Gobierno de Chile

Hoteles boutique: Alojamientos con estilo

Hotel Boutique Bonaparte

  • Atención personalizada y un concepto definido, es lo que caracteriza a los hoteles boutique. Con la nueva norma que es específica para estos alojamientos, ellos ya pueden promoverse como tales en la oferta turística nacional.

Años atrás no existían. Pero ahora se están convirtiendo en una tendencia en varios lugares del mundo, y Chile no es la excepción. El barrio Latarria y Valparaíso son algunos de los sitios que le han dado espacio a estos alojamientos. Y es por eso, que desde junio del año pasado que el país cuenta con una definición en particular para los hoteles boutique, a través de una norma técnica de calidad turística, la que establece los requisitos con los que deben cumplir estos alojamientos para clasificarse como tales, y así ser parte de la oferta nacional del turismo.

Carmen Gloria Araneda, gerente de Hoteleros de Chile, da cuenta de por qué antes los hoteles boutique no eran parte de la oferta formal. “Este tipo de establecimiento hace unos 5 o 6 años atrás no existía como concepto. Su surgimiento es reciente, y debido a su aumento se hizo necesario tener una norma específica para esta clase de alojamiento”, explicó.

Es por esto, que cualquier turista que desee tener información sobre los hoteles boutique formales del país, puede conocerlos en el sitio web www.sernatur.cl, dirigiéndose al “Buscador de Servicios Turísticos”, donde al filtrar la búsqueda en el “Tipo de servicio”, colocando la opción “Hotel boutique” y luego haciendo clic en “Buscar”, podrá ver todos estos alojamientos con que cuenta el país de manera formal, ya que son parte del registro nacional del turismo.

Esta norma permite llevar un registro de cuántos y cuáles son los hoteles con esta apuesta, a lo largo del país. Esto, además de reflejar un gran avance en estas materias, posiciona a Chile como el segundo país en Sudamérica en normar respecto a hoteles boutique, lo que nos agrega valor como destino turístico.

Latarria Boutique Hotel, el Hotel Carmenere, el Hotel Refugia y Alba Hotel Boutique, son parte de los 13 hoteles boutique que ya están inscritos en el registro de la oferta formal. En el caso del Lastarria Boutique Hotel, que cuenta con 14 habitaciones, fue el segundo alojamiento de esta clase en registrarse en el país, y por lo tanto, es parte de los más de 10 mil servicios turísticos formales, entre los que se pueden encontrar restaurantes, agencias de viajes, tours operadores, guías de turismo, más alojamientos, entre otros servicios.

Para Rodrigo Giadalah, General Manager de Lastarria Boutique Hotel, su alojamiento, “en sí, se ha hecho de todos los comentarios que hemos tenido de los clientes, y su staff es muy capacitado. Nosotros mantenemos el foco del profesionalismo, siempre de una manera amistosa”. Rodrigo comenta además que el ideal, es que un hotel boutique haya recuperado alguna casa antigua o patrimonial, respetando la arquitectura original. “En nuestro caso se trata de una arquitectura clásica francesa de 1927. Logramos una decoración acorde a la casa, que tiene una esencia muy llamativa arquitectónicamente, sin ser muy minimalista ni pecando de ostentosa. Esto fomentando la visión de la arquitectura. Y para eso, nos basamos en definir un concepto. Por ejemplo, que todas las habitaciones tengan algo de Chile. Todas tienen fotomontajes de zonas del país. Una, tiene del salar de Atacama, otra de la artesanía Mapuche, otra del cobre y así”, comentó.

La norma de hotel boutique, que establece su definición oficial, se caracteriza por dos factores relevantes: Uno, es el servicio de atención personalizado, donde se definen los procesos necesarios para lograr la satisfacción de los clientes, se revisa periódicamente el cumplimiento de los objetivos y se debe contar con el personal necesario para dar una atención personalizada; y el segundo aspecto, se asocia a un concepto definido, es decir, que el lugar debe tener características establecidas e implementadas en los diseños arquitectónico, de espacios, industrial, gráfico y textil.

Hotel Boutique WineryPara el Hotel Boutique Lastarria, es importante que el alojamiento tenga un servicio personalizado. “Esto quiere decir que, además de tener una persona a disposición de cada habitación, éste se encuentre capacitado y pueda entregar toda la información que el turista requiera. Nosotros hacemos a nuestro personal una capacitación de un mes, antes de que entren, donde la primera frase del manual de operaciones es “nunca decir no”. O sea, si nos preguntan algo y no lo tenemos tratamos de conseguirlo o vemos la factibilidad por otro lado de cómo ayudar. Esa es la política del hotel”, señaló el general manager del alojamiento.

Ese aspecto, el Lastarria Boutique Hotel lo tiene sumamente claro. “Tratamos de tener la información más completa del turista que llega. Entonces si llega una o un arquitecto, por ejemplo, nosotros tratamos tenerle información, que él ya nos puede empezar a preguntar. Y así lo fascinamos. Nos hacemos como un perfil del cliente y en base a eso, allí se ven las necesidades que pueden tener.”, aclaró Rodrigo.

A la definición de hoteles boutique que establece la norma, se suma un aspecto único y que por primera vez se incorpora a una clase de alojamiento: Los hoteles boutique tienen incorporado un sistema para medir la satisfacción de los clientes.

El Sello Q para un hotel boutique

A la fecha son más de 500 servicios turísticos los que cuentan con el Sello Q, siendo los alojamientos uno de los tipos de servicios que pueden contar con esta distinción. Es por eso, que con esta nueva norma, los hoteles boutique también podrán sumarse voluntariamente a demostrar su calidad con este Sello, cuando logran certificar su calidad, a través con los requisitos correspondientes.

Los hoteles boutique que logren certificarse, podrán ser Hotel Boutique Premium o Hotel Boutique Classic, lo que no se debe confundir con la calificación de las estrellas de los hoteles, ya que son calificaciones distintas. Es decir, no es equivalente un Hotel Boutique Premium a un hotel cinco estrellas, ni un Hotel Boutique Classic a un hotel cuatro estrellas.

A la hora de planificar viajes, Sernatur llama a UTILIZAR servicios registrados y formales y PREFERIR los que cuentan con el Sello Q de calidad.

 

facebook
twitter