Gobierno de Chile

INDAP se suma a la Ley de turismo y prioriza la formalización de los servicios turísticos rurales

  • Con el objetivo de cumplir con el registro de los alojamientos turísticos, para sumar más establecimientos a la oferta formal, INDAP está centrando sus esfuerzos en cumplir con la nueva exigencia legal en zonas rurales.

INDAP en un esfuerzo por cumplir con lo establecido en la Ley de Turismo está realizando un catastro para determinar a nivel nacional cuántos alojamientos rurales necesitan regularizar su situación para poder formalizar sus servicios y con ello tener la información necesaria para realizar un plan y así lograr la formalización de éstos.

El objetivo de este trabajo es lograr los estándares establecidos en la Ley de Turismo, con la cual se creó un registro formal en Sernatur, el que es voluntario para los servicios turísticos, a excepción de los alojamientos turísticos y turismo aventura, ya que para ellos el registro será obligatorio a partir del 24 de junio de este año.

Para poder cumplir con esta normativa, INDAP comenzó a revisar la situación en que se encuentran los alojamientos turísticos rurales que son miembros de este organismo. “Con la nueva Ley el cambio fue bien fuerte. La mayoría de nuestros emprendimientos están en sectores rurales, y muchos de ellos no cuentan con resolución sanitaria, por no tener el agua como corresponde. Lo que hicimos fue tratar de priorizar inversiones destinadas al saneamiento de brechas que impiden que los usuarios puedan tener resolución sanitaria, de manera que puedan registrarse en Sernatur y ser parte de la oferta formal del país”, comentó la encargada nacional de turismo rural en INDAP, Karin Edwards.

Para poder ser parte del registro, los servicios turísticos deben contar con una patente comercial, y para ello, deben tener la resolución sanitaria correspondiente. En el caso de los alojamientos de turismo rural, esto último es una piedra de tope para poder ser parte del registro, ya que muchos de ellos no funcionan con agua potable ni alcantarillado.

Lo que se está haciendo es un levantamiento de esta situación, para identificar las necesidades y así poder determinar qué ayudas son las que se requieren. Karin explica lo que se está realizando en Aysén. “Agarramos la oferta del turismo rural de la región, la que estamos catastrando con el Ministerio de Salud para poder hacer un levantamiento de las inversiones necesarias y eso se financiaría con un proyecto de INDAP-GORE. La encargada del programa Turismo Rural de INDAP en Aysén, Lucía Rodríguez, comenta la situación regional. “Estamos trabajando junto con la Seremi de Salud, para diagnosticar a estas empresas de turismo rural. En terreno levantamos un acta, que será el insumo para que un posterior profesional que contratemos elabore un proyecto para presentarlo al gobierno regional. Dimensionaremos los montos de inversión, el total de personas que serían beneficiadas y los plazos de ejecución una vez que nos puedan aprobar los fondos”, explicó la encargada en Aysén.

Para INDAP, esto es para sumarse a la Ley y a lo que se exige, “procurando que el turismo rural sea un turismo de alta calidad y que cumpla con los mismos estándares que el resto de la oferta”, comentó la encargada nacional de turismo rural en INDAP.

Lo que pretende INDAP es regularizar y mejorar la calidad de estos servicios. De esta forma, los servicios turísticos rurales podrán integrarse a la oferta formal del turismo nacional, para que puedan recibir turistas y trabajar adecuadamente sin problemas.

Como en el resto del país, en la Araucanía también se está levantando esta información. La encargada del programa Turismo Rural de INDAP de la región, Ingrid Cid, comenta que también realizaron un convenio INDAP-GORE. Con esto, el gobierno regional pondrá dinero para poder hacer las carpetas las sanitarias que se puedan realizar. “A la mayoría la haremos saneamiento básico. Mejorar la situación en que se encuentran para cumplir la normativa básica”. Lo que se está haciendo en la Araucanía, para avanzar con este objetivo, de acuerdo a la encarga de la región es que, “se seleccionó a los emprendimientos que estaban más adelantados. Tenemos 25, con los que vamos a empezar a trabajar con sus carpetas sanitarias y con la implementación. El financiamiento por parte de INDAP va a ser 95%”. En este momento estamos en la etapa de contratación de quieres harán estas carpetas”, explicó Ingrid Cid.

Así como en la Araucanía, en Aysén tienen destinado un porcentaje de apoyo para este proyecto. Se hará un concurso posterior especial para la regularización de las empresas turístico rural. “Nosotros aportaremos el 80 por ciento de la inversión y el usuario el 20, estimándose que el total del costo por servicio turístico, está entre unos 2 y 3 millones de pesos. Una vez que está todo instalado, esto hay que presentárselo a la Seremi, cuando ellos lo aprueben, se otorga la resolución. Con ello, los prestadores de servicio, se pueden acercarse a las municipalidades y tramitar la patente”, comentó Ingrid.

Para Lucía Rodríguez este es un trabajo necesario, que les va a generar bastantes beneficios para sus usuarios y para el rubro. “Que seamos los propulsores de cambiar condiciones de vida y económicas a través de este proyecto, yo creo que es relevante”, expresó. A lo que agregó, “nos han felicitado bastante por estar haciendo esto en Aysén, por preocuparnos del gran problema que tiene hoy el mundo rural. Una inversión así, les costaría mucho hacerlo al 100 por ciento. Entonces, claro que lo ven favorable. Este es el impulso que necesitan, porque la gente no es que no quiera, ocurre que no están los recursos ni el aparataje para conectarse al alcantarillado”.

Luego de que se haga la implementación a estos alojamientos rurales, se hará un seguimiento, ya que existe un compromiso de que ellos continuarán con el proceso para incorporarse a Sernatur, y así cumplir con el registro de los alojamientos que será obligatorio desde el 24 de junio de este año.

 

facebook
twitter