Gobierno de Chile

Revista Q: Ecohostel, un pequeño oasis en Santiago

ecohostel

A sólo minutos de Santiago centro, cerca de la calle Portugal, EcoHostel aparece como una excelente alternativa para todas y todos los viajeros que buscan un espacio acogedor, amigable, comprometido con el medio ambiente, y donde se unen diversas culturas.

EcoHostel, una casona de dos pisos que data de la década del 40, recibe a las personas desde la entrada, con un espíritu familiar que evoca por momentos pensar que no se está en Santiago, por el colorido que revisten las paredes y ventanas. El EcoHostel invita a conectarse con la naturaleza desde una ubicación privilegiada. El alojamiento está a minutos de Bellavista, de la Plaza de Armas,  del Gam, de la Feria y del Cerro Santa Lucía, entre puntos turísticos, que le dan un valor agregado a lo que buscan los y las visitantes.

Sus dos patios interiores hacen olvidar los ruidos de una gran capital, lo cual es agradecido por quienes buscan relajo y descanso tras un arduo día de caminatas y recorridos por las calles santiaguinas.

La casa, hecha de adobe, conserva sus muros frescos en verano y cálidos en invierno, manteniendo siempre una agradable temperatura al interior, que armoniza con calidez y jovialidad.

Enzo Giacchero, administrador del hostel, comenta que buscan constantemente compartir con las y los huéspedes invitándolos a conocerse y compartir con un asado a la chilena. “Tratamos de que sea una vez a la semana. Se pone una cuota, y lo hacemos en grande. Con choripán, pebre, guitarra, y varias cosas, donde la gente participa encendiendo el fuego, descorchando el vino. Y luego la sobremesa es larga. La gente lo pasa bien”, cuenta el administrador.

EcoHostel recibe principalmente a visitantes de Europa, varios son clientes frecuentes, que incluso se han quedado por meses, como es el caso del joven alemán Marcos. Tres meses en el alojamiento lo han convertido en parte de la familia y según nos comenta, se ha sentido muy bien recibido. “Me gusta el Mercado de Santiago, sus calles y las personas”, declara en un difícil español, y con una mirada encendida se refiere a los tradicionales asados del hostel. “Los asados son diferentes de los de Alemania. Allá la carne se prepara con muchos ingredientes, acá es sólo la carne con un poco de sal y listo. Es muy sabrosa, y todo es muy social, la gente comparte y lo pasa bien”, relata.

BBQ589Cuarenta y cinco camas, ocho baños, cocina, internet, limpieza y confort, destaca la oferta del EcoHostel para sus huéspedes. Además cuenta  con entretenidas actividades por Santiago. Enzo explica que, “EcoHostel es un lugar donde la gente comparte sus experiencias. Es un buen punto de partida y de entrada a Chile en Santiago. Involucramos a nuestros visitantes en nuestras actividades. La idea es la coexistencia y el compartir, haciendo de éste un lugar privilegiado. Un oasis en pleno centro de Santiago”.

Recuadro:

Cada mes, EcoHostel realiza un aporte monetario al Proyecto Cóndor, programa binacional Chile-Argentina de conservación del Cóndor Andino, cuyo objetivo se centra en potenciar los esfuerzos locales para proteger a esas aves emblemáticas del cono sur de América.

Con instalaciones en Talagante, dentro del centro de rehabilitación que también cuida de otras aves rapaces, el o la visitante que llega a EcoHostel tiene la oportunidad única de unirse a las distintas actividades que se van realizando en el recinto. Así, además de tener la maravillosa oportunidad de apreciar de cerca a estas increíbles aves, se puede interactuar en su medio con acciones tan simples, como darles agua o alimento.

Durante la época de verano se realiza la liberación de cóndores como una de las actividades más vistosas y apreciadas por las y los huéspedes de este hostel. Enzo lo comenta, “es bien interesante para ellos participar en esta actividad, porque tienen la oportunidad de ver de cerca a estas aves, es una visita muy personalizada”.

Dato: EcoHostel. General Jofré N°349 B (Metro Universidad Católica), Santiago, info@ecohostel.cl, 02 22226833/ 8-9017030, www.ecohostel.cl.

Esta nota la puedes encontrar en la 4° edición de la Revista Q.

facebook
twitter