Gobierno de Chile

Revista Q: El rincón Favorito de… Daniel Fuenzalida

  • Conocido como el “Huevo” Fuenzalida, este animador de radio y televisión, asegura que le encanta disfrutar de los detalles de la vida y que, pese a que actualmente tiene poco tiempo, ha tenido la oportunidad de recorrer gran parte del país. Y hay un lugar en especial, que le gustaría recorrer una y otra vez.

Todo un hombre de familia, trabajador, auténtico y transparente, es como se define Daniel Fuenzalida, quien sostiene que ha tenido que sortear diferentes situaciones en la vida que lo han llevado a valorar más los tiempos con la familia y las cosas sencillas. Destaca que está pasando un periodo fantástico, porque se siente muy estable familiar y laboralmente.

En este último tiempo no ha parado. En las mañanas está en la Radio Activa, luego se va a UCV TV para conducir el programa En Portada, y en la misma cadena televisiva ve El Día D y coordina otro programa como productor. Además de esto, está a cargo del centro de rehabilitación Contradicción, y sigue con sus emprendimientos digitales.

Por su trabajo como animador y porque le gusta viajar por el país cuando tiene tiempo libre, Daniel ha tenido la oportunidad de conocer varios lugares de Chile. Eso sí, hay uno en especial que le encanta.

¿Cuánto has podido conocer de Chile?

-Bastante, ya que prefiero más hacer turismo en Chile que afuera.  Creo que he ido una o dos veces a Cancún y a Miami, pero no me interesa tanto como recorrer Chile. Me gusta agarrar el auto e ir donde me lleve la carretera. Lo hice hace poco para un fin de semana largo con mi señora, donde decidimos irnos al sur, pero dijimos, “si en la carretera el peaje de Angostura está con taco, nos vamos pal’ norte”. Así de aventureros.

¿Cuál lugar es el que más te gusta?

-Me gusta mucho el Lago Llanquihue. Sus lugares, los pueblitos que hay cerca, todo lo que tiene que ver con ese lago lo disfruto mucho. Puerto Varas, Frutillar, Ensenada, Las Cascadas, son algunos de los lugares que me gusta visitar. Me encanta, por ejemplo, ir dos o tres semanas y quedarme un par de días en cada uno de esos lugares, porque me gusta mucho recorrer el Lago. Si tú me dices dónde quieres descansar, dónde quieres poner el pie en el freno, eso sería allí.

¿Con quién has visitado el sur?

-He ido en familia, con mi señora y con mi hija. Ese lugar me da tranquilidad. Las personas son muy cariñosas, los lugares son maravillosos y uno siempre descubre cosas nuevas. Me gusta mucho el contacto con las personas, esto de salir a recorrer, bajarse del auto, y conversar con la gente, con el caballero que está en la esquina o ir a lugares donde coleccionan cosas, como un museo de autos que conocí una vez. Ese tipo de contacto con las personas, me gusta mucho.

 

¿Qué momentos recuerdas que te hayan marcado en el Lago Llanquihue?

-Recuerdo una caminata a Las Cascadas, cerca de Ensenada, donde sentí un contacto especial con la naturaleza y pensé esto de que estaba de regreso en la televisión, que me estaba dando una segunda oportunidad. Sentí como que estaba partiendo una nueva etapa de mi vida. Estaba con mi señora, y recuerdo que dije, “aquí me voy a dar una nueva oportunidad. O sea, llegando a Santiago tengo que hacer cosas”. Como que fue el puntapié inicial, estando allí. Tengo fotos de eso. Me planteé que me tenía que ir bien y que quería trabajar en lo mío.

¿Para alguien que no conozca el Lago Llanquihue, cómo se lo describirías?

-Como un lugar tranquilo, donde siempre se pueden conocer cosas nuevas. Básicamente yo te diría que la frase que uno más repite es que da la sensación que uno estuviera en otro país. O sea, hay pasajes que están nevados, lugares con unas praderas maravillosas. Uno dice, “qué increíble es Chile”. Esto podría ser perfectamente otro país, y no. Estás en tu tierra, en tu país. Todo es rico. Las comidas, la gente es atenta, hay buenos paisajes. Yo por eso recomiendo de todas maneras este lugar.

¿Cuál es la comida más que más te gusta de allí?

-Los pasteles y los kuchen. Los salones de té son espectaculares también. Hay cafés muy ricos. Tú vez que está lloviendo, y el hecho de meterse en esas casitas chicas a comer unos ricos kuchen, es como lo más hogareño. Eso es lo que encuentro allá y lo que busco siempre, junto con la tranquilidad.  Además, me gusta mucho esa combinación de disfrutar la comida, mientras afuera llueve.

¿Qué no hay que dejar de hacer si uno va a Llanquihue?

-Recorrer en auto todo el alrededor del lago. Todos los pueblos. O sea, yo no puedo ir a un lugar de Llanquihue como Frutillar y devolverme, no. Tengo que darme toda la vuelta. Me gusta, me encanta.

¿Algún olor que asocies al Lago Llanquihue?

-El olor a leña. Primero, como un olor a tierra mojada, y ese olor a leña. ¿Sabes? Es como un olor a invierno. Y a mí me gusta ese olor. Eso, como que me da la sensación grata de hogar.

¿Qué recomendación darías a quien quiera conocer Llanquihue?

-Que vayan como toda tranquilidad y disfruten. La gente es muy atenta y nunca he visto delincuencia. Se respira mucha tranquilidad. Para el turista extranjero, tiene la seguridad que no va a pasar nada.

Los invito a conocer los servicios que cuentan con este Sello de calidad, gran labor la de Sernatur. Con el buscador web de la oferta turística da tranquilidad, comodidad y un montón de licencias, para que uno recorra el país más tranquilo.

La tercera edición completa de la Revista Q, la puedes ver aquí.

Conoce más sobre alojamientos y tours con Sello Q aquí

facebook
twitter