Gobierno de Chile

Revista Q N° 4: Guíate con la Q

Seron

  • Se puede elegir a un guía de agencia, a uno exclusivo para turistas extranjeros o a uno que trabaje en conjunto con otros guías certificados. Aquí te mostramos distintas opciones que ofrecen algunos de los guías destacados con el distintivo de la Q.

Jazmín, Schards y María Victoria voluntariamente certificaron la calidad de sus servicios, como el resto de los 26 guías que en Chile cuentan con el Sello Q. Cada uno de ellos nos explica en qué se caracteriza, qué es lo que lo diferencia del resto, y sobre los atractivos de los que hablan en sus recorridos.

María Victoria Otto

otto.1“Hago turismo idiomático, con gente que viene a estudiar español a Chile. Se le hacen tours culturales, de naturaleza y aventura. Dentro del Maule los tours están principalmente en la zona de Linares y Panimávida, después los turistas llegan hasta la Patagonia, ya que la idea es que conozcan Chile completo.

Los recorridos de los tours se van programando y se les hacen las propuestas a los turistas. Cuando ellos llegan, primero tienen clases de español y después eligen las diferentes opciones para salir, principalmente el fin de semana, lo que puede ser desde un medio día hasta el fin de semana completo.

Las actividades son de cultura y naturaleza en el sector de Panimávida y Rari. Allí hay 300 hectáreas de bosque nativo con una vista increíble de 360 grados al Valle de Rari. Lo que más les gusta, es la parte del Rari y lo de la montaña arriba, que es dónde se están haciendo las construcciones sustentables.

En el sector de Panimávida los extranjeros se sorprenden bastante, porque hay un movimiento súper fuerte sobre la sustentabilidad y el trabajo comunitario. Los llevo a una eco aldea, que está en ese sector.

De hecho, muchos turistas vienen específicamente a eso, porque ya tienen experiencia y van recorriendo los puntos a nivel mundial, donde se están realizando actividades sustentables. La mayoría de los que llega, ya ha tomado un curso de permacultura en Australia, en Europa o Estados Unidos, y vienen a visitar Chile, ya que aquí hay tres puntos importantes sobre este tema, y uno de ellos es la zona de Panimávida.

Aquí se realizan diferentes actividades relacionadas con la sustentabilidad y bioconstrucción. Estamos preparando un calendario de campamento de verano a partir del 17 de enero, que incluye clases de supervivencia, yoga, musicoterapia, teatro en el bosque y musicoterapia.

Los turistas se involucran harto. Por ejemplo, el fin de semana pasado, se hizo la reunión del banco de semillas, donde se trabajó con mucha gente y les enseñaron agricultura orgánica, aprendieron a germinar las semillas, a saber cómo guardarlas y conocieron formas de sembrar.

Con la parte de construcción sustentable, se va a los lugares dónde se está construyendo, y los turistas meten las manos al barro. Por lo general, quieren volver o quedarse más tiempo.

Como guía, me destaco en el idioma y en la parte cultural. Les voy contando historias, datos de museos y de cómo ha sido de proceso en Chile de la ecología y la sustentabilidad”.

Schards Seron

“Desde un principio, cuando tomo los grupos, tomo la voz de mando. Después de un rato la gente toma la confianza, y entre medio se echa una talla. Es como el rompe hielo, para que se vaya soltando el ambiente y las mismas personas.

Mi característica pasa por ser dinámico. Estar ahí con la gente, conversando con ellos, mostrándoles los atractivos. Darles el espacio para que lo pasen bien. Por ejemplo, si tienen la necesidad de ira algún lado distinto que esté fuera del programa del tour, uno usa el criterio y puede ser flexible también. Si conoces el lugar, si sabes lo que te demoras y lo que existe allí, no habría problema de ir a otro lado. Hay que usar el criterio. Eso me caracteriza.

Yo trabajo con jóvenes, con niños, adultos mayores y a veces me tocan grupos mezclados, y allí uno tiene que generar lazos y empatía con los grupos, porque no todos tienen los mismos gustos. En un viaje de 30 personas, puede que haya alguien que quiera hacer algo distinto y entonces uno tiene que sacar adelante el recorrido, para que al final del día esa persona también quede conforme.

Por ahora estoy trabajando con unos viajes a Los Andes y al Quisco, y dentro de la sexta región a Pichilemu, Santa Cruz y Doñihue. Los recorridos se hacen por cada destino. Es decir, un día es destino Santa Cruz, por ejemplo. En el trayecto de ese tour muestro lo que es el valle, vamos a las viñas, luego viene el almuerzo y al final vamos al Museo de Colchagua.

seronAhora estoy en San Felipe. El programa de hoy consiste en ir al Santuario Santa Teresa de Los Andes por la mañana, luego almorzamos en Los Andes, y en la tarde recorremos la ciudad. Hoy los llevé a San Felipe, porque es tranquilo y agradable. Otras veces los llevo a una viña.

Actualmente estoy trabajando para empresas. Igual podría hacer un tour de forma independiente, si me lo pidieran. De hecho tengo ruta, ya que hace tres años me gané un Capital Semilla, y traté de armar una empresa de turismo, lo cual ahora estoy retomando. Eso sí, lo más importante para mí es recopilar experiencia en este momento”.

Jazmín Cisternas

jazmin 1“Hago recorridos por el día a la cordillera y pre cordillera en la región del Maule, todos para principiantes. Hay diferentes lugares, por ejemplo, está El Pantano, la Cascada del Arcoíris o el Parque Tricahue. De estas salidas, estamos volviendo tipo cinco de la tarde.

La región del Maule ofrece mucha naturaleza, hay una gran variedad de árboles. La idea es que al final del recorrido, por lo menos los turistas logren reconocer tres árboles, y que eso les quede. También vamos parando, mostrando las distintas flores o tipos de plantas que puede haber en una parte. Es como invitarlos a la contemplación del detalle.

Lo bonito de la región es que en el mismo lugar, dependiendo de la estación, vas a tener un paisaje completamente diferente. En invierno es con nieve, en otoño los árboles están naranjos, cafés y rojos, y en primavera es todo verde, con muchas flores silvestres.

Lo que me caracteriza como guía es respetar los espacios en el proceso de caminar. Yo no les voy transmitiendo todo el rato, sino que hay momentos en que se le permite a la gente tener esos espacios. Algunos te piden estar conversando todo el rato y otros no. Entonces uso la habilidad de ver qué es lo que la gente quiere. Hay que saber cuál es la expectativa de la persona en el guiado, lo que se ve antes cuando se le arma el viaje a la persona. Se ve si quiere caminar, si quiere tomar fotos. Allí y también en el mismo viaje hacia la cordillera uno va viendo. Lo que hago es adaptar el guiado a eso.

Siempre el recorrido es a un lugar en particular que se va a visitar, y se definen ciertas estaciones. Si queda tiempo, lo aprovechamos para ir a ver otra cosa. Por eso es súper importante el estado físico de las personas.

jazminYo trabajo con otros cuatro guías certificados en la región. Cuando se hace el contacto con la persona interesada en tomar el tour, primero le hacemos llegar un formulario, donde se hacen indicaciones en cuanto a ropa, que ésta sea liviana y cómoda y de ir con bloqueador y gorro. Una vez nos pasó que una mujer iba con tacos y no quiso ponerse zapatillas, porque decía que le iba a incomodar aún más, y resulta que estuvo dos días con taco caminando, jajaja. Ese tipo de cosas, uno se las dice antes, y también las verifica.

A cada persona se le da una ración de marcha para el día, compuesta por agua, barras de chocolates, cereales, frutas y snack para el camino”.

Esta Nota es parte de la cuarta edición de la Revista Q. Para verla completa pincha aquí.

 

facebook
twitter