Gobierno de Chile

Revista Q: Seis maneras de disfrutar Isla de Pascua

  • Este bello y mítico lugar, seleccionado como una de las 10 islas más populares del mundo por el portal de viajes TripAdvisor, cuenta con un importante respaldo turístico. Conoce Rapa Nui, a través de sus seis servicios con calidad certificada.

Moáis, misterios, aguas cristalinas, playas de arena blanca y puestas de sol únicas, son sólo parte de los atractivos que ofrece este lugar. Isla de Pascua es un destacado destino turístico, que el año 2012 recibió a más de 86 mil visitantes, un 17,3% más que el 2011.

Los hoteles Gomero, Taha Tai, Vai Moana, Manutara, y los tours operadores Aku Aku Turismo y Rapa Nui Travel, son las empresas que en la isla se han comprometido en ofrecer al turista una industria más ordenada, responsable, segura y transparente, gracias a la obtención del Sello Q de calidad. Entérate de esos atractivos que han hecho de la isla, un anhelado lugar para conocer.

Detalles, arte y calidad 

Pilares tallados, pinturas en los espacios libres y una particular piscina con forma de tortuga, son parte de los atractivos visuales del Hotel Gomero. “Muchos turistas me han felicitado, porque pese a que no contamos con vista al mar, tenemos mucho arte. Así se distrae la vista”, explica María Icka, dueña del alojamiento.

El hotel que cuenta con 17 habitaciones, entrega una atención personalizada a cargo de su propia dueña, quien está atenta de las necesidades de sus huéspedes. “Desde que llegan a la isla veo todos los detalles. Voy a las mesas donde desayunan para ver si está bien la atención. Recorro el espacio para verificar si falta algo. Les hago sugerencias, como que se lleven un picnic para aprovechar el día, y así no pierdan esa hora en devolverse a comer. Las atenciones son mi fuerte”, comenta.

Los detalles también los han ido implementando con el Sello Q. Antes de obtenerlo, María tenía algunos problemas. “Ahora el turista tiene todo lo que necesita para su estadía, y se han sentido más cómodos”, relata. Por ello la empresaria comenta la importancia de la calidad certificada, “la idea no es solamente que la tengan algunos hoteles, sino que entre más servicios cuenten con ella podemos lograr que el destino se potencie. Me gustaría que mi propia gente pudiera surgir, dándole calidad a su producto, sacarle partido a lo que están haciendo”.

Para entregar una mejor atención el Hotel Gomero trabaja en conjunto con el Tour operador Rapa Nui Travel, servicio que también cuenta con el Sello Q en la isla, lo que le da más confianza y seguridad a María. “Es un respaldo. Además trabajo con agencias de Santiago y con el Tour operador Aku Aku, que también está dentro del grupo de los que tenemos el Sello Q aquí. Pero la agencia más grande con la que trabajo es Rapa Nui Travel, la de Conny Martin. Aparte que ella es alemana, responsable, y más encima con empresa certificada. No hay donde perderse”, afirma sonriendo.

Vive las facetas de Rapa Nui

Isla de Pascua es un destino con historia, arqueología y aguas tan limpias que permiten bucear con una visibilidad de unos 70 metros. “Esa es una cualidad que se encuentra en muy pocos lugares del mundo. Además el mar tiene muchos peces endé-micos, corales gigantes, tortugas y un montón de cosas”, comenta una de las dueñas del Tour operador Rapa Nui Travel, Conny Martin, cuyo servicio realiza alianzas con otros que también tienen calidad certificada.

Tours privados o compartidos en inglés, alemán, español o francés, e incluso en italiano o japonés a solicitud de las y los turistas, es lo que ofrece este servicio, que cuenta con programas que se adaptan a las necesidades de los y las viajeras. Lo más requerido son las excursiones en vehículo a los sitios arqueológicos más importantes, las que llaman “tradicionales”, ya que son para todas las edades. También hay otras actividades que, de acuerdo a la dueña del servicio, requieren mayor capacidad física, como cabalgatas, buceo, paseo en bote y caminatas.

La permanencia promedio de una o un viajero en Isla de Pascua es de 4,2 días, por lo que aprovechar el tiempo es fundamental. Conny Martin aconseja qué hacer en tres días. “La recomendación sería tomar tours tradicionales: uno de día entero y dos de medio. Esto permite tener tiempo para hacer más cosas, porque hay turistas que quieren explorar, relajarse y comprar recuerdos”, comenta. Y explica que para conocer otras facetas de la cultura Rapa Nui se puede ver un show folclórico, ir a un restaurante, comer atún fresco y tomar un paseo en bote.

Como una herramienta de diferenciación turística, es como ven al Sello Q en Rapa Nui Travel. “Las y los norteamericanos y europeos quieren alguna aprobación oficial, ya que buscan un respaldo de confianza. Además, las agencias internacionales con las que trabajamos consultan estas cosas”, da cuenta Conny Martin.

A un paso del mar

“Imagínate poder sentir las olas y el sonido del mar durante todo el día, gracias a que el lugar queda a un paso literalmente de allí. Eso, es lo más rico”, comenta la administradora del Hotel Taha Tai, Monire Riroroco. Pese a que no todas las habitaciones tienen esa vista, desde las áreas comunes del alojamiento se puede ver el mar. Además, por la ubicación del alojamiento se puede llegar caminando al centro del pueblo en sólo cinco minutos.

Para este hotel familiar, que cuenta con 40 habitaciones, lo que más lo caracteriza es la atención. “Tratamos de hacerla bastante personalizada. Trabajamos para que el cliente esté cómodo y que lo pase bien. En infraestructura nos podemos parecer a los otros hoteles, pero la atención nos caracteriza, según lo que nos han comentado los y las mismas pasajeras y lo que han puesto en nuestras redes sociales”, comenta Monire. Y explica que si tienen quejas o sugerencias, éstas se tratan directamente. “Si lo pasó mal en una excursión, vamos y tratamos de hablar con la agencia, para que el viajero se sienta respaldado por nosotros”, detalla.

Desde que entran las y los turistas al hotel, en Taha Tai se preocupan de que lo pasen bien y de su seguridad. Si un pasajero o pasajera se llegara a caer, ellos mismos llevan al hospital a la persona y alguien del hotel se queda con ella o él. “Siempre tratamos que se sientan acompañados/as y respaldados/as por el hotel en cualquier cosa que haga”, recalca la administradora.

Este alojamiento también se sumó al Sello Q, por lo que Monire comenta, “nos sirvió para superar el trabajo de nosotros mismos como hotel. La gestión ha sido excelente, y además estamos trabajando con empresas que también están certificadas, así entregamos un servicio más completo al turista”.

Recorriendo con Aku Aku

Variadas son las opciones que ofrece el Tour operador Aku Aku Turismo para conocer la isla. Una de ellas, son los paquetes turísticos con todo incluido. “Rapa Nui de Ensueño” es uno de ellos. Son cinco días y cuatro noches de alojamiento, que de acuerdo a la encargada de operaciones del tour operador, Liliana González, es lo necesario para alcanzar a recorrer bien el lugar. El programa considera la recepción y despedida con collares polinesios, como parte de la tradición; un trago de bienvenida, con un jugo de fruta típico de la zona; desayunos en el hotel; una excursión de jornada completa con almuerzo tipo parrillada al aire libre, “que es lo que nos diferencia del resto, lo que se puede hacer en las faldas de Rano Raraku, que es la cantera de los moáis, donde hay un sector de picnic”, cuenta Liliana; además el programa contempla dos excursiones de media jornada, una conociendo el volcán con el cráter más grande de la isla, junto con recorrer dos puntos más, y la otra llamada Los siete Exploradores.

En Aku Aku Turismo recomiendan los imperdibles de la isla. “Es fundamental ir a ver el atardecer a Tahai, donde los moáis quedan sobrepuestos a la puesta de sol. Es bonito. También ir en el amanecer a Tongariki, donde ves al sol saliendo detrás de los moáis con una maravilla de colores, estrellas y todo. Esa es la parte que la gente no sabe mucho”, relata Liliana, quien agrega, “es un buen dato, sobre todo para las parejas”.

A este tour operador, la certificación de calidad le ha ayudado no sólo con los procedimientos, sino que también a crecer en el negocio. “Nos ha servido tanto a la gestión interna como externa, porque ordenándote internamente das una mejor imagen al turista”, enfatiza Liliana.

Una experiencia eco-turística

El Hotel Vai Moana se enfoca en dar servicios integrales. Es por esto que este alojamiento cuenta con tres certificaciones. Una, fue otorgada dentro de la Red de Hoteles de la Biosfera bajo la marca BIOSPHERE RESPONSIBLE TOURISM. “Hemos minimizado los impactos medio ambientales, bajando bastante el consumo de la electricidad y el 80 por ciento de lo que usamos. El hotel no produce un mayor impacto contaminante en la isla, porque se trabaja con verduras, frutas y pescado de acá”, cuenta el dueño del hotel, Edgar Hereveri.

El Vai Moana cuenta con 26 habitaciones singles, dobles, triples y suite matrimoniales, y tiene la particularidad de ofrecer productos isleños mezclados con cocina internacional, gracias a que un chef de Tahití y de Nueva Zelanda, les enseñó a los cocineros del hotel las técnicas de cocción, corte y mezclas para diferenciarse y entregar un servicio más completo.

Lo anterior no es al azar, ya que para Edgar el personal también es parte de la atención al cliente. ”Con las encuestas que incorporamos con la certificación de calidad, me di cuenta que el personal es un potencial de atracción turística. Las y los pasajeros se meten a la cocina, conversan con las señoras y ellas les dan datos”, relata. Es por esto que su dueño dice estar feliz con el Sello Q, “tengo que reconocer que ha sido una herramienta súper potente, y un aporte para la gestión”.

La tercera certificación, también se relaciona con el medio ambiente y fue dada por el Consejo de Producción Limpia. Un ejemplo de esto, es que el hotel saca el 30 % de su basura, mientras que el resto, como las botellas, los vidrios, plásticos, tarros y cartones, es reciclado, y con lo orgánico se hace compost. “Con este manejo de la basura y con nuestra política de compra, el Hotel Vai Moana bota muy poco en la isla”, recalca el dueño del hotel ecológico.

Como en casa

Manutara es un hotel pequeño, atendido por sus propios dueños, que cuenta con una sala especial para hacer masajes descontracturantes y de relajación que duran entre 45 minutos y una hora.

María Loreto Paoa, dueña del Hotel Manutara junto a su marido, cuenta que entregan una atención personalizada en un ambiente familiar. Ella siempre está en la recepción junto al encargado. “Eso me permite entablar conversaciones con los y las pasajeras, ver en qué se les puede ayudar, informar o guiar. Siempre nos consultan y tratamos de darles los mejores datos”, comenta.

Lo más usual, es que las y los turistas se alojen con desayuno y traslados incluidos. Además se pueden sumar las comidas, ya que también el hotel cuenta con un restaurante, donde se ofrece menú todos los días. Junto a esto, Manutara posee una piscina y otros servicios como arriendo de vehículos, bicicletas, convenio con cabalgatas y buceo.

Este hotel también trabaja con la agencia de viajes Aku Aku Turismo. “Como nos dan buenos precios, armamos un paquete turístico y normalmente lo vendemos completo, es decir, alojamiento con desayuno, comida y excursiones”, explica María Loreto, quien dice estar muy agradecida con el Sello Q. “Yo trabaja y trabajaba, y de los papeles nadie sabía. Con esto yo he tenido que tener un orden en todas las áreas del hotel. Estoy feliz”, concluye.

Viajar y saber que se puede contar con un respaldo, entrega tranquilidad y seguridad al turista. Y eso es justamente parte de que lo ofrecen estos hoteles y tours operadores, a quienes lleguen a este imperdible destino.

Ve la segunda edición completa de la Revista Q.

facebook
twitter